Amado sea en todas partes el Sagrado Corazón de Jesús

HIMNO

“Sobre montes de verdes pinares,
bajo un cielo de azul claridad,
hoy lanzamos al sol y a los vientos
una hermosa tonada de paz.

Cuando todos los días cantemos
y marquemos su alegre compás,
pediremos a Dios que nos guíe
por las sendas de un noble ideal.

Bajo tu protección, ¡Oh, María!
será firme nuestro caminar,
la mirada perdida en el cielo
y en los labios un ruego filial.

Al calor de tus ojos queremos
nuestras vidas en flor cobijar
y aprender al amparo de ellos
a amar la verdad.
Y después que los años transcurran
en la paz, la alegría y el bien,
sempre habrá en la memoria un recuerdo
que nos lleve a vivir en la fe.

Haznos dignos, ¡Oh, Nuestra Señora!
de podernos tus hijos llamar,
guíanos con u mano amorosa,
sé la Reina de nuestro Pinar”.

 

AUDIO