Amado sea en todas partes el Sagrado Corazón de Jesús

PROFESORES

"Bendito tú, si en el ejercicio de tu profesionalidad, a pesar de la fatiga o de la incomprensión que conlleva a veces la enseñanza, mantienes con entusiasmo la ilusión primera, al contribuir, desde el cargo que desempeñas, todos son válidos, a la educación y formación de nuestros muchachos. Ellos y sus padres esperan de ti, como lo esperamos nosotras, como lo espera Dios, que seas, desde tu puesto, un educador nato, eficaz y competente. "

(Madre María de Jesús Velarde C.C. PE/07)