Pinar
COLABORADORES

Dispuestos a todo por sus hijos

Pinar
FUERTES

Entrega total en todo momento

Pinar
INCONDICIONALES

Apoyando toda iniciativa

"Sabemos muy bien, que ustedes son los primeros formadores de sus hijos. Lo que pretendemos, en verdad, es prestarles una colaboración eficaz en todos los ámbitos que la formación humana y la educación literaria y científica requieren."
(Madre María de Jesús Velarde. C.C. PM/06)

Pinar

"…nos sentimos unidos todos, movidos por un mismo afán: hacer de sus hijos futuros ciudadanos, de la ciudad terrena y de la Ciudad eterna, capaces de ser felices en esta vida temporal y en la Vida no perecedera."

(Madre María de Jesús Velarde. C.C. PM/08)

Pinar

Agradecemos su confianza en el apoyo a la formación de sus hijos

 

Pinar

Llegamos a “El Pinar de Nuestra Señora” hace tres años y, desde el primer momento, nos sentimos como en casa, en familia…

Como padres, tratamos de dar la mejor educación a nuestros hijos. En primer lugar, pasando con ellos todo el tiempo que podemos. Haciendo junto a ellos las tareas del hogar, jugando, yendo a pasear, mostrándonos el amor que nos tenemos los unos a los otros, rezando juntos…En todo hay la posibilidad de enseñar o aprender algo nuevo, de trabajar una virtud, de corregir un error… y todos aprendemos.

Y en cuanto al colegio, pensamos que es muy importante, además de la formación académica, que allí se viva la fe con fidelidad a Jesús y a su Iglesia y así se enseñe a los alumnos. Para que lo que aprendan los niños en el colegio vaya acorde a lo que les enseñamos en casa.

Y aquí, en El Pinar de Nuestra Señora, hemos encontrado algo mucho mejor de lo que podíamos esperar de un colegio. No solamente se enseña a los niños en la fe, tal como nosotros buscábamos, sino que también nosotros, los padres, recibimos una ayuda espiritual que hace crecer a toda la familia. Así lo sentimos nosotros y sabemos que muchas familias lo sienten de la misma manera. Las Hermanas (nuestras queridas Hermanas) se empeñan y dan su vida por educar a cada uno de los alumnos, se preocupan por su alma, por su éxito en los estudios y por su felicidad personal. Y los profesores hacen un trabajo excelente en la enseñanza de cada materia. Nuestros hijos están muy contentos con el colegio y cada día nos cuentan cómo les ha ido, y disfrutamos todos escuchando sus vivencias.

Damos gracias a Dios y a Nuestra Señora del Sagrado Corazón, por habernos concedido la gracia de conocer El Pinar de Nuestra Señora y que nuestros niños puedan estudiar aquí. Gracias, también, a todas las Hermanas, a la Madre María Altamira y especialmente a la Fundadora Madre María de Jesús Velarde, que ahora puede contemplar desde el Cielo los frutos de su generosa entrega. Gracias, además, a los profesores y trabajadores del colegio, y a todas las familias con las que compartimos esta bonita etapa de nuestra vida y de la vida de nuestros hijos.

El Pinar de Nuestra Señora es algo así como lo que decía Santa Teresa: “Esta casa es un Cielo, si puede haberlo en la tierra…”

FAMILIA CLADELLAS CARRERAS

Pinar